Síndrome Visual Informático (SVI)

Los hábitos actuales de vida hacen que pasemos muchas horas delante de pantallas de todo tipo, entre ellas, delante de una pantalla de ordenador.

 

 

El SVI se trata de una afección provocada por pasar un exceso de hora delante de monitores digitales. Presenta diversos síntomas como irritación ocular, visión borrosa, dolor de cabeza, alteraciones en el reloj biológico, entre otros.

Junto al parpadeo de la imagen debido a la frecuencia de refresco de la imagen, se une la emisión de radiación nociva para nuestros ojos como es la luz azul que desprenden estos dispositivos y que debido a nuestra proximidad y al grado de fijación de la mirada pueden ocasionar a la larga problemas de vista.

Para conseguir una imagen estable y poco agresiva, la mejor medida a tomar es trabajar con tarjetas gráficas actuales pues las antiguas no aprovechan las ventajas de los nuevos monitores, ubicar los equipos en zonas libres de interferencias, utilizar cables de calidad (con buen apantallamiento) y monitores que incorporan las tecnologías Flicker Free (tecnología de reducción de parpadeo) y Low Blue Ligh (emisión de luz azul ultra reducida). Recuerda que, para que tu compra sea 100% satisfactoria, en Denimática podemos asesorarte en este y otros temas.

Además, debemos cuidar nuestra vista dejando entre 45-50 centímetros de distancia entre la pantalla de ordenador y nuestros ojos. Cuando estemos consultando tablets, la distancia ideal son 40 centímetros y 30 en el caso de los móviles; hacer pausas cuando estemos trabajando frente al ordenador, aprovechando las mismas para relajar la vista mirando al infinito o haciendo sencillos ejercicios visuales, como masajes en los párpados; llevar una dieta equilibrada, rica en vitaminas A, B, C, F y minerales como el zinc.